¿Qué ver y hacer?

El municipio es un paraíso natural, pero a la vez es un paraíso vacacional. Además de disfrutar de las playas de Cala Agulla, Cala Mesquida, Canyamel y Font de sa cala, o de relajarnos en alguna calita solitaria o rincón rocoso, de los numerosos que se alternan a lo largo de su costa recortada, la oferta cultural, deportiva y de diversión que ofrece la localidad es realmente espectacular. Dispone de una amplia variedad de restaurantes, locales nocturnos, tiendas, mercados, infraestructuras deportivas, opciones de turismo activo en plena naturaleza… Una increíble oferta preparada para satisfacer los gustos de todos los visitantes, en cualquier época del año.

¿Dónde alojarse?

Tanto si buscas un lujoso hotel de cinco estrellas, como si deseas alojarte en un acogedor hostal, la zona te ofrece más de 80 establecimientos, repartidos entre Cala Rajada, Canyamel, Cala Mesquida y Font de sa Cala, para que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades.

ALOJAMIENTO